Para disfrutar de una buena carne no sólo su calidad es importante. Una carne no hecha al gusto de cada persona, puede convertir acabar el plato en un suplicio.

Desde el RESTAURANTE LA MATERA, con la tradición de la mejor cocina argentina de Santa Pola, elaboramos siempre las carnes al punto que el cliente solicita. No hay un único punto bueno para la carne, cada persona le gusta de una manera.

Os contamos hoy los distintos puntos de cocción que tiene la carne y como saber elegir la carne adecuada para cada punto.

4 TIPOS DE PUNTO DE LA CARNE

  1. Carne muy poco hecha. La carne queda únicamente sellada por  fuera y prácticamente sin cocción interna. La carne conserva su color rojo original y prácticamente todo su sabor en crudo. 

Los amantes de este punto de la carne gozan con nuestro famoso solomillo.

  1. Poco hecha. La diferencia con la carne muy poco hecha, es que en éste punto se requiere algo más de tiempo en nuestras brasas. Dependiendo de la carne, se requieren algunos minutos más o menos, pero la carne sigue dando sensación de sellada por fuera y roja por dentro.

Para este tipo de cocción es más importante la temperatura de la parrilla que el tiempo que esté en ella.

  1. Hecha. Sin duda, es el punto más habitual. La carne queda bien doradita por fuera y pierde su color rojo interno. Nuestros famosos chorizos criollos en Santa Pola requieren de esta cocción.
  1. Muy hecha. La carne pierde casi totalmente su jugo y algo de sabor. Siempre se dice que una carne muy hecha es una carne mal hecha, pero siempre se puede encontrar el punto perfecto para cada cliente.

En Restaurante la Matera pensamos que cada carne tiene su punto ideal para cada cliente.

Abrir chat